Botox

Bótox: Es una proteína purificada producida por la Bacteria Clostridium Botulinum. Esta sustancia tiene la habilidad de afectar los impulsos nerviosos que controlan los músculos de la expresión facial. Al ejercer un efecto relajante en estos músculos, el Bótox puede reducir de manera contundente las arrugas.

Con este tratamiento de medicina estética facial se logra provocar un efecto lífting, un rostro relajado sin perder naturalidad, expresividad ni armonía facial.

Procedimiento:

Duración: 10 a 30 minutos
Aplicación: Una vez hecha la infiltración, totalmente indolora, con una aguja muy fina, se comienza a inhibir el movimiento muscular, de forma relajada.

Eventualidades:

Hematoma: Son marcas que aparecen en zonas del cuerpo como resultado de una acumulación de fluido sanguíneo ocasionada por la ruptura de un vaso capilar.

Indicaciones generales:

Después del procedimiento: Se recomienda permanecer 4 horas seguidas despierto.